AQuienElijo_1.jpg
AQuienElijo_3.jpg
AQuienElijo_2.jpg



Especificaciones:

Madera, acrílico y masilla epoxi. 20x35x5cm.

Ph. Pate de Fua

A quién elijo

¿A quién querés menos? ¿Quién pensás que puede desperdiciar más su vida? ¿La muerte de qué ser querido te haría menos daño?

A quién elijo se parece al infierno del que habla Jesús por sus llamas y sus rojos y amarillos, pero se parece a una experiencia repulsiva en vida por su grado de infelicidad, por su adherente martirio y degradante tortura. Porque el Dios Diablo es un loco. Porque los locos sádicos que te proponen un infierno no son amos en el infierno evangélico. Pero sí lo pueden ser en vida. Porque quemado en mil pedazos no te deja sentir culpa por matar a otro. Porque sentarte a cenar en tu casa es arder.
 

A quién elijo es un juego que combina el azar con reglas estrictas y que obliga a sus participantes ejercer o sufrir por un instante el máximo poder de una deidad: quitar la vida.

Los jugadores deberán alcanzar la montaña para estar frente al Dios Diablo y podrán tomar sólo un tipo de decisión: quién muere.

Lo mejor de este juego es también lo peor, porque que los jugadores no mueran en serio significa que, al otro día, tendrán que mirar a la cara a quien prefirieron matar.