CC0196AB-B250-4491-A327-F31A247E9C63.png
El limbo de los ahorcados (2).jpg

Especificaciones: Plástico, cartón, acrílico y masilla epoxi.

Juego desplegado: 25x37x8cm.

Juego en caja: 23x50x12cm.

El limbo de los ahorcados

En El limbo de los ahorcados, cuatro jugadores ya casi muertos despiertan parados sobre el cadalso del limbo. La Parca, entre ellos, les ofrece una oportunidad: quien más se lo merezca volverá a la vida. Sólo uno. Los otros tres morirán en la horca.

¿Quién será capaz de convencer a la muerte de que merece vivir más que los otros? Quien lo haga ganará el juego.

Si el jurado es La Parca. Si La Parca es un jugador, quieto, mudo, ¿cómo conmemorar los méritos, catalogarlos y usarlos para salvar la vida? 
 

Vivir o morir depende de la decisión que toma otro a partir de su manera de ver el mundo. Pero es una deidad retraída, tímida. Sentir que hay personas que merecen vivir más que otras es basto, pero vergonzosamente medible. La virtud es tan burda como ponderable. Somos genios y escorias. 

Acá ya todos están casi muertos y la tragedia es una condición del juego. Los participantes tienen que haber llegado al limbo para tirar el dado. Tienen que creerse casi muertos.

 

Ph. Pate de Fua